Padura
Padura
Foto: Leonardo Padura y Luciano Núñez

 

 

“Yo no he querido poner mi literatura al servicio de ninguna causa política”: Leonardo Padura

 

 

*El escritor cubano habló sobre el ser o no ser artista de régimen, y afirmó que la literatura siempre es un oficio difícil.

*Sitúa a Roberto Bolaño como uno de los más grandes escritores de su generación.

 

 

Por Luciano Núñez

 

 

Hace más de 15 años, cuando llegué de Sudamérica al Caribe mexicano, consulté con los colegas quiénes eran los referentes literarios de la zona. Sin buscar mucho apareció el nombre de Leonardo Padura. El cubano que había novelado mejor desde su isla con la porfía de hacerlo desde adentro, siempre encarnado en sus entornos, con el sello de las descripciones impregnadas de mar, de palmas e intrigas.

Me obsequiaron una primera edición de Fiebre de Caballos, que leí con la fluidez que permite la cadencia propia de una pluma ágil y sólida, desde comienzo a fin. Con ese ejemplar en la mano, acudí en 2020 a la presentación de un libro de Agustín Labrada, Padura y el Nuevo Periodismo, que narra los inicios del escritor en las redacciones de la isla. Allí pude hacerle unas preguntas en los cinco minutos que me permitió dialogar de temas, que como dice en su respuesta, requerían una aproximación más profunda. Sin embargo, rescato la frescura de las respuestas para un tema que, semanas atrás, ha vuelto a tomar temperatura en Cuba, horas en las que la pluma de Padura se ha erguido para poner razón y argumentos, en un texto de reciente publicación en Grupo Pirámide.

 

—¿Cuál es el sentimiento o la sensación que hay entre los artistas del régimen y los que no están con él?, ¿qué pasa en la música y en la literatura?

—Ese un tema muy complicado. Es un tema que no podemos agotar ahora en una pregunta de pasillo. Es un fenómeno que viene desde principios de la revolución, con personas que han estado a favor, con personas que han estado en contra, que han tenido sus razones o han tenido sus sinrazones para poder estar en un sentido o en el otro. Creo que cada cual tiene la libertad o debe tener la libertad de escoger sus opciones y hacer su obra artística o ejercer su militancia política. Creo que cada cual debe de tener la libertad de poder hacer eso.

 

Padura
Foto: Leonardo Padura (Izquierdo) y Agustín Labrada (derecha) en la presentación del libro “Padura y el Nuevo Periodismo”.

—En su caso, que no ha sido una persona enfilada al régimen, ¿cómo ha sido hacer literatura en esa posición?

—Hacer literatura siempre es difícil, no importa si estás a favor o en contra. La literatura, si tú la asumes seriamente, siempre es un oficio difícil. Yo no he querido poner mi literatura al servicio de ninguna causa política, la he querido poner en función de una responsabilidad civil, aunque tenga que ver muchas veces con la política. Yo no soy militante de ningún partido, no pertenezco a ninguna organización política, ni siquiera milito en ninguna religión ni en ninguna fraternidad, que a mi padre le hubiera encantado que yo sea masón, porque mi padre fue masón y llegó a ser grado 33 de la logia de Cuba. Mi posición es tratar de ser lo más independiente posible y desde esa independencia tener el espacio para poder escribir y decir lo que pienso con respecto a la realidad cubana.

 

—¿En dónde está para usted el centro de la literatura de América? Porque Argentina tuvo su boom de escritores, Colombia los suyos y Cuba le tiene a usted y a otros más.

—Hay una literatura argentina que es importante, y estoy hablando fundamentalmente de la narrativa, no conozco suficientemente la poesía para dar la más mínima valoración. Creo que hay una muy importante narrativa argentina; la novela colombiana está en muy buen momento, aquí en México se sigue haciendo muy buena literatura, pero por ejemplo, Nicaragua tiene a un Sergio Ramírez, Chile tiene a un Luis SepúlvedaRoberto Bolaño, no sería justo poner fronteras nacionales al desarrollo de las posibles literaturas, las literaturas tienen su propio proceso de evolución y hay momento de mayor o menor esplendor.

La presencia del escritor de El hombre que amaba a los perros, genera un remolino frenético de afecto y saludos. Aparecen en sus manos libros para ser autografiados e invitaciones para tertulias literarias. Su reinado tiene efectos de sectario rockstar.

 

—¿Usted qué lee ahora?

—Estoy leyendo mucha literatura que tiene que ver con lo que estoy escribiendo, escritores que de alguna manera me alientan. Ahora mismo estoy leyendo a un escritor que a mí no me gusta especialmente, a pesar de que le gusta a mucha gente: Stephen King, pero escribió una novela en 1990 que se llama Apocalipsis, en donde cuenta hace 30 años cómo era el coronavirus, y por eso estoy leyendo esa novela.

 

—Habló de Roberto Bolaño. ¿Qué opinión tiene sobre su forma de vivir como poeta y hacerlo desde ese lugar?

—Creo que Bolaño era un gran escritor, tiene dos libros que me parecen fundamentales que son Los detectives salvajes y 2666, que creo que son de las más grandes obras que han escrito los novelistas de mi generación.

 

—Bolaño utiliza lazos de amistad muy cercanos y, curiosamente, los dos personajes mueren en la vida real. ¿A usted le ha pasado utilizar cosas de la vida real o de su entorno que desaparecen?

A veces la literatura imita a la vida, y a veces, la vida imita a la literatura. Creo que ese tipo de coincidencias ocurren constantemente; a veces uno escribe algo inspirado en la realidad y a veces uno escribe algo y después lo encuentra en la realidad. Eso es un proceso realmente muy misterioso que tiene la literatura.

 

También te puede interesar:

https://grupopiramide.com.mx/noticias/un-alarido-leonardo-padura/

 

****

 

Luciano Antonio Núñez (Tucumán, Argentina, 1976). Periodista y escritor radicado en Quintana Roo, México. Licenciado en Comunicación Social.  En su país natal, publicó el libro de entrevistas “Voces que vuelven”, editado por el Archivo Histórico de Tucumán, y textos suyos figuran en la  “Antología Cultural de Tucumán (1916-2016)”. En México, la “Gaceta del pensamiento” publicó cuentos y parte de su poemario “Tan lejos y otra vez en casa”. Trabajó en periódicos y revistas, y es fundador del portal Grupo Pirámide.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.