TIROTEO

 

I

 

 

Las víctimas

caminan sobre los mangles

de las avenidas

se enlodan de indiferencia

sus pasos son más profundos

avanzan en silencio sobre el concreto

sus esqueletos se atoran entre el follaje

cuando saltan de piedra

en piedra imposible respirar sin ahogarse

de tantos casquillos que hay a su alrededor

es difícil sostener una lagrima

el paraíso es así:

sobrevivir a la sombra de un disparo.

 

 

IV

 

Los árboles se blindan

antes los cuerpos que buscan sus ramas

en procesión hacia a la muerte

aquí los huesos son un adorno

que saltan en las calles

en busca de un cuerpo diferente

de alguien que les ofrezca un trago

una botana en este bar de enfermos

balas perdidas

sobre ala arena

más de 500 víctimas

escupen en sus letras las estadísticas

en sus primeras planas

para la morbosidad de aquellos

que se asolean sin protección

en este camastro de esquirlas.

 

 

VIII

 

 

El ladrido de las piedras

se aloja en tu cuerpo

como una astilla

ahí permanece latente

hasta el último centavo

se diluye como una buena dosis

en tus venas que recorren

lo añejo de tus recuerdos

y al despertar aun lado de osamentas

logras leer

fosa común.

 

XI

(Epitafio)

 

Disfrutó hasta la última bala

disfrutó

hasta que se le terminó

la munición de vida.

 

 

****

Jorge Yam. Ha participado en diferentes talleres de creatividad poética con la finalidad de mejorar su técnica de escritura. Ha publicado una plaqueta titulada La Faces de la Luna con Editorial Nave de Papel. Ha participado en diferentes antologías poéticas como: En la Puerta del Cielo, Álbum de Familia y Voces del Agua del Taller Literario “Sian Ka’a”; en la Antología “Dispersión” del grupo Colectivo Colectivo con Editorial Cartonera Hortera de Cancún; “Navíos sin Derivas” del grupo de creatividad poética de Cancún, y en la Muestra Poética de Cancún “Los Caminos de la Lluvia”, Desde los Siete colore Antologia del 1er Encuentro de Escritores Bakhalal 2016. Poemas suyos han sido publicados en las revista Tropo a la uña, Salvo el Crepúsculo y periódicos del estado.

 

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.