Por Cristian Poot

 

 

 

CRÓNICA DE LOS HECHOS

 

19 de septiembre, 1985.

A las 7:15 de la mañana

tintinea por primera vez

mi reloj despertador.

5 minutos más, me digo,

y lo pospongo.

 

Un miedo invisible

recorre las ventanas de mi sueño.

Pero antes del tiempo programado,

hay un estruendo apocalíptico.

 

Alguien apagó las luces en el mundo,

toneladas de muerte derruida.

 

La tierra palpita desangrando

 

Apenas logro salir de los escombros,

absorto en la Avenida Juárez,

y atestiguo una explosión de gas,

minutos después,

un incendio.

 

Nada ha quedado a salvo,

mas que un reloj,

detenido a las 7:19.

 

 

PERMANENCIA DE LA POESÍA

 

 

Sólo la poesía

otorga permanencia

al acto de leer

bajo la lluvia.

 

 

 

CASA VERDADERA

 

 

He nombrado hogar

a la casa que habité por un instante.

 

Permanecen ahí mis palabras

pronunciadas en infinito ahora.

 

Lejos de la que fue mi habitación,

crecen las mismas paredes,

 

vocablos que dan frutos,

al interior de nuestra casa.

 

 

 

****

 

 

 

Cristian Poot (Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, 1992). Autor del poemario Nostalgia de pájaros (2015) e Infancia remota (2019). Cuenta con textos publicados en la antología Contramarea: breve antología de poesía joven de Quintana Roo (2018). En 2018, fue becario del Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico de Quintana Roo (PECDA). Recientemente, obtuvo mención honorífica en el Premio Internacional Caribe-Isla Mujeres de Poesía 2019.

 

 

FOTO: Cuartoscuro /Pedro Valtierra/ SIN EMBARGO

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.