Ortuño

Ortuño

 

 

Con motivo del reciente fallecimiento del poeta Ángel Ortuño, presentamos seis poemas que ilustran la actitud y los atributos poéticos de una de las obras más influyentes y provocadoras de la poesía mexicana actual.

 

 

DISCURSO PARA MI INGRESO A LA ROTONDA DE LOS JALISCIENSES ILUSTRES

Dice la unesco que tenemos que aprender a vivir juntos
pero yo miro con suspicacia a las otras estatuas

sobre todo a ésa
de la señora con un niño alien porque el señor
del bombín y la capa que secuestra a un muñeco de bronce,
ese sí que es mi amigo

en fin yo sé que la unesco
requerirá una larguísima nota a pie de página
para explicarles a todos dentro de mil años
lo que era

cuando estos gloriosos versos aún sigan acá

 

 

LOS NUTRICIONISTAS ESTÁN FASCINADOS

 

Una mamá
en Cancún (y dígase Cancún como si en México
se hablara de Mongolia
o de la Atlántida)
perdió hasta 12 kilos sólo en 4 semanas

gracias a un método creado (les gusta
esa palabra)
por científicos estadounidenses
que van siempre muy limpios y quieren mucho
a su madre
consiguió seguir viva esa mamá
en Cancún (Saturno, Costa
de Marfil o Babilionia)

porque les dijo
pronto
en dónde había perdido los 12 kilogramos.

 

 

EL GENERAL CIENFUEGOS NIEGA TODO ANTE LA CORTE DE NUEVA YORK

 

La Tierra no se mueve. Es
un cuento.

Y si usted, Señoría, cree que el Sol sale, debo
decirle que no se va
nunca.

Además, vivimos sobre algo que se parece a una tabla
de picar cebollas
y no a una pelota mal inflada.

Aquí nunca mataron a millones de personas por nada. Y la Luna
es un barato estudio de televisión.

No venimos del mono, ¿quién
le dijo?
El “hágase la luz” es otro chiste.

Dios apagó de un tiro ese foco cagado por las moscas, al grito de:

Me voy.
Ustedes cierran.

 

 

YO NO HAGO NADA POR SALVAR MI VIDA

 

Por ejemplo, acá estoy
escribiendo versitos porque el trabajo en la oficina es
apasionante
y a mis espaldas oigo: el sarcasmo
barato
no le ha salvado la vida a nadie, ni le ha permitido
conservar el empleo.

El jefe es sabio.

Entonces grito ¡fuego! y me quedo en mi sitio.
Siguió lo que los diarios llaman estampida.

Ya no tengo trabajo. Esa parte era cierta.
Y con esto le rindo
tributo a su memoria.

 

 

PRÉSTAMOS URGENTES

 

Dijo en la ventanilla:
“El dinero
lo quiero
para ir a las playas
de Cancún.
Son
tan blancas
¡no sabe!”

A mí no me salió la firma igual que como suelo
hacerla. Respondieron:
Es imposible el préstamo. En cambio
a esa maldita vieja se lo dieron. Pero yo
insistiré. Soy capaz
de estudiar caligrafía.

Necesito el dinero para comprar un gato gigantesco
y que le cague encima. En la arena
tan blanca.

 

 

LA METÁFORA ES UN RELATO EN MINIATURA

 

a Norberto de la Torre

 

Una interpretación literal
que se autodestruye
nos dice algo nuevo con el más bajo interés:

préstamos sobre alhajas
o que sea un requisito estar casado
para contratarte como despachador de gasolina.

Sólo en la propaganda de las compañías de seguros
hablan los hijos con sus padres
muertos.

 

 

También te puede interesar:

Poesía | Esa mañana había dejado de fumar (11-09-021), de Jorge Humberto Chávez

 

****

 

Ángel Ortuño (Guadalajara, Jalisco; 1969). Fue autor de Las bodas químicas (Secretaría de Cultura de Jalisco, 1994), Siam (Filodecaballos, 2001), Aleta dorsal. Antología falsa, 1994-2003 (Arlequín, 2003), Minoica (con Eduardo Padilla, Bonobos, 2008), Boa (Mantis, 2009), Mecanismos discretos (Mano Santa, 2011), Perlesía (Bonobos, 2012), 1331 (Práctica mortal, 2013), El amor a los santos (Ediciones el viaje, 2015), Turbogirl. Historias de la mamá del diablo (Aguadulce-Trabalis, 2016), Cola (Taller de Ediciones Económicas, 2016), Muñecos infernales. Antología de textos no coleccionados (Filodecaballos, 2016), Tu conducta infantil ya comienza a cansarnos (La Liga Editores, 2017), entre otros.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.