Por David Alejandro Pimentel

 

 

Anotaciones del cuerpo

 

Algo en mi cabeza

inventa enfermedades extrañas.

 

Dice las diferentes formas en las que se puede morir por descuido.

 

El cáncer muerde mi estómago y mi cerebro.

Pienso en la ceguera,

en todos los tumores en la historia del cuerpo.

 

No confío en los doctores ni en sus recetas de mala caligrafía.

Todo alfabeto es idéntico: una línea de muerte inventada por libros de medicina.

(Sacadas de la imaginación de la Edad Media).

 

Los males del cuerpo se padecen a solas: el silencio  es una falla

inventada por la enfermedad.

 

 

 

Nota sobre la enfermedad

 

 

Enfermedad es una palabra que se pudre,

fermenta con lentitud en todo el cuerpo.

 

Una enfermedad es un ente vivo que transita por nosotros,

nos toca con su herrumbre.

 

Quien entiende la palabra enfermedad

no se salva de ella y sus efectos.

 

Los libros antiguos dicen: rabia condensada que ataca los huesos y la carne.

Bilis negra  que  gotea  sobre cuerpo.

 

 

 

Escribir

 

 

Escribo cifras obscenas en las paredes del pulmón raquítico

dañado por el humo negro de mi temperamento.

 

Escribo con los fluidos del cuerpo en toda dermis infecta del mundo

su duro caparazón

munición pequeña al fondo del cerebro.

 

Perdida la mano con la que escribo

mutilada al fondo de las cosas,

un leve muñón de escarnio se levanta contra todo martillo

contra toda ojiva celeste de luz o sombra.

 

Escribir es un acto de muerte en la tierra: animal del que nos tomamos

como garrapatas atómicas con algo de sangre caliente en nuestros cuerpos.

 

 

 

Nota al reverso de un ticket de compra

 

Uso los últimos cupones de compra.

Odio las frutas en el supermercado.

Me pierdo en los pasillos

y  busco el significado del mundo en los letreros de ¡OFERTAS!

Soy el producto en el congelador que nadie quiere.

La leche está rancia.  La pizza congelada. La carne enlatada.

Nadie mira el periódico en la sección de accidentes.

Los crustáceos son fríos y sin tenazas.

No hay nada en los bolsillos para pagar los gastos.

Nadie sale de esta tienda sino como un jamón morado sobre el carrito metálico.

 

 

 

****

David Alejandro Pimentel Quezada (Chetumal, Quintana Roo, 1994). Es ganador del Concurso de Creación Literaria “Jonathan Delgado Martínez” (2018). Ha sido acreedor de la Beca de Literatura del Festival Cultural Interfaz, Mérida en el 2018. Sus escritos han sido publicados en revistas como “Materia Escrita”, “Gata que ladra”,  “Sumergente”, “Cracken Fanzine”, así como  en la revista internacional “Papierówka-zine” en el país de Polonia. Ha sido parte de la Antología “Historia de Cartapacios”, y “Jóvenes Escritores Quintanarroenses (Editorial Gazapo). Próximamente sus escritos están por ser publicados en la revista electrónica Círculo de Poesía y en la Antología poética de la Editorial Ariadna.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.