Poesía

Poesía | Reunión familiar, un poema de Ramón Iván Suárez Caamal

Familiar
Familiar
Obra: Reunión sin ti. Autor: Amador Montes.

 

 

 

Reunión familiar

 

 

Allí los envolvió la muerte en su final.

Hesiodo

 

Sentémonos a platicar en casa

alrededor de la redonda mesa

de cemento construida por mi padre

debajo de las láminas oscuras

de la cocina. Vivos o difuntos

debemos coincidir en hora nona

en torno del reloj de piedra-luna,

uno por cada muesca de la daga

en los huesos. Sentémonos ahora.

 

Hay asuntos pendientes: fantasmales

golpes, el esternón adolorido

de las jaulas, el polvo y tanto polvo

por no poner un ramo de ternura

sobre la losa, acaso nuestros miedos

frente al patio oscuro. Son tan pocas

las ocasiones para estar reunidos.

 

Sentémonos, familia, y enlacemos

nuestras manos, hueso con aire, aire

con hueso hasta que el vacío termine

sus premuras entre las dos orillas

en la mesa sin principio ni fin.

Di en préstamo mi voz para que tejan

pacientemente sus historias, sobre

todo los que callaron sus secretos

en el torrente de las veleidades,

con su verdad a medias y sus faltas.

 

La magnitud de las hormigas tasa

la fría losa de las multitudes

de las que somos parte en veta y polvo.

 

El techo, los pasillos, las ventanas,

las manchas de salitre en las paredes,

las puertas clausuradas con cadenas,

el olor de los cirios, las ortigas,

los muros condenados al escarnio.

 

A pesar del derrumbe de la casa,

de los cuartos vacíos, del fogón

sin cenizas, la mesa permanece.

Mirémosla: en el centro habrá un puñado

de sal como metáfora de súplica;

los granos de maíz serán tributo

a las divinidades creadoras;

una iguana a los pies de cada ente,

encarnado o desencarnado, trece

jícaras guardarán el equilibrio

que logre apaciguar al inframundo.

 

 

No sólo los enseres ilusorios

tendremos en la mesa, pues la sal

será la que sazone la comida;

el maíz y sus triángulos nutricios

germinarán feraces en nosotros;

veremos con los ojos de la iguana

el discurrir tranquilo de la vida,

pozol con miel aliviará el esfuerzo.

 

De aquel linaje pongo las tijeras,

hostia solar, la cruz de Jesucristo,

la rosa de Castilla, los milagros,

las planetarias órbitas, el átomo,

las nebulosas y sus huracanes

que ejemplifican las reencarnaciones.

 

La mesa de cemento, dura lápida

sin principio ni fin, nos ha reunido

en amistosa charla de silencios.

Son iguales la arena y la montaña,

los albos nimbos y las margaritas,

el alma con la carne. Somos uno

en la disparidad como los dedos

de las manos con los siete colores

de la semana. Mas estamos juntos

en torno de la mesa de cemento.

 

Esta voz no es la mía, es la de todos.

En cada una de las frías muescas

de la carátula del reloj alguien

manifiesta su acuerdo o desacuerdo

y no hay cuco o fantasma ni a las doce

de los quantum en el ningún ahora.

 

La mesa de cemento, la redonda

mesa de los fantasmas familiares,

la mesa sin distingos, jerarquías,

la mesa en lo más hondo de la casa.

 

Platiquemos, familia, de aquel tiempo

de nosotros y sólo de nosotros

antes que las agujas y los picos

y zapapicos de las aves dicten

el minuto preciso de marcharnos

porque cielos y muros se desploman

hasta cubrir la mesa de cemento.

 

 

También te puede interesar:

Cuento | Mover la sangre, por Adán Echeverría

 

 

****

 

 

PanteónRamón Iván Suárez Caamal. Calkiní, Campeche 1950. Radica en Bacalar, Quintana Roo desde 1983. Ha publicado más de 30 libros entre poesía, poesía para niños, narrativa, manuales de creatividad y libros de texto. Entre los premios que ha obtenido figuran el “Jaime Sabines” 1991, el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños, 2010, el Premio Internacional de Poesìa para Niños, Ciudad de Orihuela en España en 2011, el Primer Concurso Nacional de Poesía Ilustrada para Niños, 2013, Instituto Literario de Veracruz y el XII Premio Internacional de Poesía Infantil, 2014. Colección Luna de aire de la Universidad de Castilla- La Mancha.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.