Bebidas

Bebidas | “Tips” para entrar al mundo del vino; “Vino por aquí y vino por alla” por Ariel Morales

Uno de los sommeliers más reconocidos en Cancún y México, Ariel Morales, guiará a los lectores de Vértice por el vasto universo de la cultura del vino.

En la primera entrega explica los fundamentos de una de las bebidas más antiguas para comenzar a entender su mundo y particularidades.

 

 

 

Ariel Morales

 

Cancún, Quintana Roo. El vino hoy en día está en boca de todos. Desde hace muchos, pero muchos años es parte de nuestra historia y algunos lo han adoptado como parte de su estilo de vida y otros como parte de su vida cotidiana.

El vino es una bebida y también puede ser un alimento, ¡así como puede ser una alegría o puede ser un lamento!

Desde una mimosa por la mañana hasta un buen oporto antes de ir a dormir,  el vino es familia, amigos, reuniones, convivios, meriendas, brindis, el vino inclusive puede llegar a dar felicidad.

Por esta razón y por muchas más, unirte a los amantes del vino es una la oportunidad perfecta para mejorar tu calidad foodie que hoy tanto está de moda.

Hay algunos principios básicos que deberías de adoptar antes de involucrarte en esta mágica bebida: palabras como tipo, estilo, temperatura, copa, descorchador, maridaje, uvas, país, añejamiento, barrica, entre otras; trataran de expulsarte de manera inmediata de este fantástico mundo, por favor no te dejes.

Por esta razón te comparto 5 puntos de introducción al vino que todo entusiasta de encaminarse a este tema debe de tener.

Uvas y tipos de vino

  • El vino está hecho de uva. Aunque no lo creas la uva es la materia prima por excelencia de esta bebida alcohólica. Aunque en el pasado, decirle vino a cualquier destilado o aguardiente era como un sinónimo. Hoy te digo que no es así. Si no esta hecho con uva, no es vino y, si es un destilado de uva, tampoco lo es.
  • Existen 5 tipos de vino, los blancos, los rosados, los tintos, los espumosos y los fortificados (estos últimos, a manera más fácil de entender…oporto, jerez, madeira, marsala, entre otros).

Maridaje

  • Suelen acompañar por lo general la comida, por lo que siéntete digno de pedir una botella o, por qué no, aun que sea una copa de este elixir de vida. Pero ten mucho cuidado de caer en lo que muchos llaman blofear con el vino, que es pedir por pedir.
  • Sigue estas sugerencias para poder animarte: ensaladas, ceviches y carpachos o semejantes, van bien con vinos blancos frescos. Sopas, cremas ligeras y entradas no tan complejas atrévete a pedir un vino rosado seco.
  • Tu plato fuerte es un poco más difícil, pero sé que puedes hacerlo. La regla es fácil: la comida va de sencilla a compleja, un vino tinto joven, siempre ayudará en esos platos que son fáciles de comer y no tan elaborados. A mayor elaborado el vino tinto debe de ser más específico, vinos como rioja, o ribera del Duero, un Chianti, o un California, podrán ayudarte; o bien ve a la segura y pide un espumoso, que es el vino que por excelencia acompaña bien a cualquier platillo, desde la entrada, hasta el postre.

Temperatura

  • La copa, la temperatura y el momento son importantes, por lo que siempre bebe el vino en copa, trata de que el vino blanco, rosado y espumoso deberán de estar siempre fríos (blancos jóvenes 5-8 grados centígrados, rosados, de 8 a 12 grados centígrados, espumosos de 4 a 8 grados centígrados y tintos jóvenes entre los 12 y 16 grados centígrados y tintos complejos 16 a los 18 grados centígrados; y nunca dudes que siempre es un buen momento para beber vino.
  • Nunca tomes vino de mal humor o enojado, no vale la pena, bien diría Eduardo Galeano…” Todos somos mortales hasta el primer beso y la segunda copa de vino”

El vino, nos necesita, ¡atrévete a probarlo!

(*) Ariel Morales es un destacado sommellier que trabajó en las cadenas de hoteles más importantes de México y actualmente es director general del Instituto Mexicano de Vinología, INVI.

También le puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.